Inicio/ Nosotros/Vidéos/ Galería/ Al encuentro de/ contacto/ Tienda Biogota

El loro es un pajarraco exótico por excelencia, dicho exotismo escrito con e de extinción , hace que el Loro Dorado o Guaruba guarouba sea una especie de gran rareza, la rareza de lo que poco se encuentra, la excepción de la regla.

Por esa razón entre otras razones, ese nombre, El Lorito Dorado, se me grabó hace meses tras verlo escrito en unas botellitas llenas de especias, hierbas y otros condimentos, en los estantes de tiendas ecológicas como Clorofila e incluso en algunos sectores de la Plaza de Paloquemao. Al leer la etiqueta me enteré de que se trataba no solo de productos limpios, cultivados sin pesticidas, sino que ademas eran y son procesados en casa, y vendidos de la mano del comercio solidario.

Lorito, asi llaman a quien está detrás de esta variada gama de productos que incluye cosméticos como el Ganjabon y la Locionabis, demostrando que la marihuana es una planta versátil con diversos usos y beneficios, y no simplemente un pasatiempo de los tan mal vistos marihuaneros. Veo al Lorito en el video, avanzando por la Carrera Séptima en su bicicleta y aun sabiendo que lo conozco poco, me atrevo a decir que tiene la mirada de alguien que todavía se sorprende con el mundo. El Loro habla de setas, de plantas y semillas, sus conversaciones están llenas de historias que se mezclan y se convierten en una ventana que permite entrever desde la distancia, esa frontera tan particular que es la de Colombia con Venezuela.

Y es cerca de esa frontera, tan nombrada en los titulares escandalosos de los últimos años, que personas como El Lorito han vivido realidades que para mi son desconocidas. Nada me asegura que las imágenes de la televisión y la información que dicen representar es cierta y partiendo de la idea de que los medios muestran para ocultar y no para informar, hablar con personas como él me hace recordar esta frase: la revolución no será televisada *. El Lorito Dorado es y hace parte de esas revoluciones que no ocuparán la primera página, pues no se hacen a paso de gigante. Hablo de la revolución a paso corto, constituida de gestos imperceptibles que nacen de preguntas simples: ¿Qué comes? ¿Cómo te transportas? ¿De que país viene lo que tienes puesto? ¿Necesitas mas de lo que ya tienes en casa?

Este constante ejercicio de hacerse preguntas buscando el sentido de nuestro actuar mas cotidiano, es la base de un cambio. Cambio imperceptible, silencioso y determinante como una semilla que se abre bajo la tierra. Cuando cambiar y revolucionarse uno mismo es un llamado individual que se abre oculto en los terrenos del alma, - proceso que se extiende lento y nos toma la vida entera, - se entiende porqué parece y creemos tan difícil cambiar el mundo. Por otro lado, hay que agregar que eso que llamamos mundo no necesariamente será mejor porque nosotros consideremos buenos nuestros cambios, pues lo que para algunos es un periodo entusiasta de la Historia, para otros es tragedia. Todo depende del punto de vista y de la mirada, del lado de la linea en el que estamos, del lado del muro... o de la frontera.

Pero hoy y desde aquí, desde este sitio, anima ver gente que se atreve a hacer algo para cambiar los discursos, a través de estrategias simples y tomando como arma las enseñanzas de una tradición campesina, esa que crece todavía en Colombia a pesar de la Colombia misma y sus historias de violencia. Sin diplomas de administración, sin grandes teorías, con la certificación que otorga tener palabra y creer en la palabra del otro, hay gente que retoma saberes y costumbres que los rodearon siendo pequeños y demuestran que miraron en silencio y que escucharon atentos lo que la vida les decía bajito.

Tal vez por eso son lo que hacen y su trabajo va de la mano con su forma de vida. Tal vez por eso la excepción es mas modelo que la regla, porque en su imperfección se esconde la humildad de quien todavía aprende y pregunta, la perseverancia y la paciencia de quien no deja extinguir la esperanza.

*La revolucion no sera televisada, encuentre aquí de donde y de quién viene la frase.
Y aquí abajo dos versiones en Español desde México y España .









Imagenes y texto por Grupo Colombio
      Artículo relacionado




Y por si te preguntas dónde comprar productos El Lorito dorado y a muy buen precio:
Tienda Biogota (Domicilios gratis barrios centrales de Bogotá)











HTML Comment Box is loading comments...